Video de la faena de Perera en Algeciras I MARCOS SANCHINDRIÁNlinea-punteada-firma1

MARCOS SANCHINDRIÁN > Algeciraslinea-pie-fotos-noticias

La corrida de La Palmosilla se fue al desollador sin una embestida guardada. Todo lo que tuvo, con más o menos calidad, nobles en su conjunto y bien hechos por bajos y con cuello -excepto el alto quinto-. Miguel Ángel Perera aprovechó mientras no se rajó al segundo mientras que con el quinto tuvo que fajarse para conseguir la Puerta Grande. El de Algeciras es un público docto y sensible por lo que supo apreciar la templada y exquisita faena de Ponce al primero y la técnica abismal que tuvo que sacar frente al cuarto. También supo compensar a José Garrido con un trofeo que le vale después de imponerse al lote más complicado.

En su primero, Perera estuvo de nota con el capote. Al recibo por verónicas y chicuelinas de salida le continuó un intenso quite por saltilleras, un circular con el envés del capote para ligarlo con varias gaoneras. El de La Palmosilla se arrancó alegre al pero y se movió colocando la cara en banderillas. Fue pronto en la muleta. Perera instrumentó una faena basada en la profundidad, en la quietud y en taparle la salida cuando se quiso rajar. El final por luquesinas terminó de convencer al público. Mató de pinchazo y estocada trasera de efecto fulminante. Oreja.

Perera se impuso en el toma y daca que le propuso el quinto. Unas veces no salía de la cadera y otras pegaba gañafones en los remates pero el extremeño no arreció en su objetivo. El final pisando los terrenos del toro y rozando los pitones con la taleguilla y la media estocada que fue suficiente le sirvió para corta la oreja que le aseguró la salida en hombros.

Tuvieron calidad las embestidas del noble primero al que con un punto más de empuje hubiera sido de escándalo. La virtud de Ponce fue llevarlo a su velocidad pues cada una era más lenta que la anterior y enroscándoselo a la cintura. Siempre con los vuelos. El toreo con la izquierda fue de abandono. Mató de media estocada y recogió una ovación en el tercio.

Tras la preceptiva merienda salió el cuarto que no se lo puso fácil a Ponce. El valenciano tuvo que darle la fórmula de muleta-muleta-muleta para que desarrollara lo que el de La Palmosilla llevaba dentro. Mató de una excelente estocada y cortó una oreja.

De los que embistieron, ninguno fueron a parar al lote de Garrido que tuvo que enfangarse también con el sexto para aprovechar hasta el último rescoldo. Así lo vieron los tendidos que valoraron las verónicas de gran empaque, juego de brazos y encaje con que lo recibió y el importante arrimón final. La espada fue la rúbrica para cortar el último trofeo de la tarde.

Con cuatro faroles y un manojo de toreros delantales recibió José Garrido al tercero. Apuntó maneras en los primeros tercios con buenos viajes también en un garboso quite por chicuelinas pero en la muleta le faltó continuidad y romper hacia delante. El extremeño defendió su estatus estando por encima del toro.

Hierro de La Palmosilla - España Plaza de Toros de Algeciras. Media entrada. Primera de la Feria Taurina 2017. Se lidiaron toros de La Palmosilla, correctos de presentación y nobles primero y segundo, de menor juegos los demás. logo-mundotoro-fichas-crónicas
Enrique Ponce, ovación tras leve petición y oreja.
Miguel Ángel Perera, oreja y oreja.
José Garrido, ovación tras aviso y oreja.